Horseball: cuando el rugby y el baloncesto se juegan a caballo

Fotografía: Ecuestre
Fotografía: Ecuestre

Más allá de los concursos de salto o doma clásica encontramos un deporte ecuestre mágico, que empieza a ganarse un hueco en el panorama hípico deportivo. Se trata del horseball, y que desde Marjoman te invitamos a que conozcas y practiques.

El horseball es un deporte en el que la mezcla perfecta de baloncesto, rugby y equitación dan lugar a una competición que hace las delicias de muchos. El juego es sencillo: los jinetes deben recoger del suelo, sin caer del caballo, un balón especial envuelto en un armazón de seis asas de cuero. A través de pases y defensas, tras la intervención mínima de tres jugadores del equipo atacante por jugada, deben introducir en dos canastas fijas en los extremos del campo la bola, de manera que consigan un punto.
Este deporte hípico, reconocido por la Federación Ecuestre Internacional, se compone de dos partes de 10 minutos cada una, con un descanso de 3 minutos, donde cada equipo puede pedir un tiempo muerto de 30 segundos.
Los caballos, para poder participar en un partido de horseball, deberán tener en regla la documentación y como mínimo cuatro años de edad. El número de caballos es de seis por equipo como máximo, de los cuales sólo cuatro pueden estar en la pista al mismo tiempo. Estos caballos deberán llevar protectores en pies y manos, vendas, paños, protectores en el dorso.
Para la participación en el juego, tanto los jinetes como los caballos deben llevar un equipamiento concreto:

Equipación de horseball con los colores de España
Equipación de horseball con los colores de España

 

  • Los jugadores deben utilizar un casco de horseball  conforme con las normas de seguridad europeas vigentes: duro, con tres puntos de sujeción y que no se desabroche mientras los jinetes estén montados a caballo
  • Los jinetes deben usar botas de montar y camisetas con los colores del equipo numeradas del 1 al 15  en el frontal y en el dorso.
  • La silla de horseball con las correas de ramassage, que impiden al jinete caer al suelo.
  • El balón con la red para horseball.